Da igual cuando leas esto.

Porque leímos, leemos y leeremos.

Todos decimos que queremos vender más. Pero realmente, lo que queremos es mayor beneficio:

…sujétame el cubata…Yo pensaba que la gente en hinternec no lee y me equivocaba: lee mucho si le interesa, y si le interesa es probable que puedas venderle lo que sea que vendas. Sino, difícil.

Y algunas empresas lo usan inteligentemente para vender más, a mayor precio o incluso ambas cosas.

Más y a mayor precio, ojo ahí.

No digo más y a menos precio, que podría, porque es muy habitual.

Con esa estrategia o consigues aumentar mucho el volumen de ventas, y a veces es inviable por muchas razones, o realmente en el fondo vas a perder lo ganado por el margen de beneficio.

Y estoy convencido que si estás leyendo esto sabes de sobra que una cosa es facturar y otra bien distinta, tener beneficio.

 

 ¿Cómo lo hacen las empresas que no pueden invertir lo que Coca-Cola?

Eso te lo responde mi hija Candela, de 6 años. En serio.

Niña de 6 años vende más y mejor que su padre, que lleva 8 años mejorando su facturación un 16% de media anual.

 

Te pongo en situación:

Tiene un gen de la familia de mi mujer, es el gen de que le gusta el dinero. Desde bien chiquitita.

Me dí cuenta el día que la recogí del cole y estaba guardándose un taco enorme de cartas de Pokemon. Cartas que nunca le habíamos comprado.

– Candela, ¿de dónde has sacado esas cartas?
– Me las han regalado.
– ¿Cómo que te las han regalado…?
– Pues que un amigo me ha dado una…Otro día le pedí que me regalara otra una amiga… Y así.
– ¿Y cómo has conseguido que te las regalaran?
– Pues le miré así – tumbando la cabeza, rechinando los ojos y sonriendo- y dije ¿Me reeeegalaaas una cartaa? Y pos me la regaló
– ¿Y ya está?
– Sí
– No será que se las has quitado no¿?
– No, papá, que me las han regalado…
– Seguro?
– Sí. Bueno… Alguna las he cambiado. Osea con alguna que quería otro niño, la he cambiado por dos. O por tres. Y así ahora tengo todas estas.

 

Y así señoras y señores, se negocia.

Días después, ya tirando del hilo, me confesó que a veces “ganaba” algunas cartas cogiendo piedras del patio, pintándoles algo encima con un rotu con el nombre de algún amigo y les decía que era un regalo hecho para ellos del duendecillo del patio. 

Claro, a cambio de una carta especial o de un par de las normales.

 

Yo fli-pa-ba.

 

Vale, y esto qué tiene que ver con tu empresa, tu web, tus textos o tu publicidad¿?

 

Pues mira, la Web es un mar lleno de peces. Y ninguna persona compra nunca nada sin leer.

Leímos, leemos y leeremos.

Tú me dices qué clientes buscas y juntos, conseguimos que lean tus anuncios, tu página, tu email.

Yo me dedico sobre todo, a pensar. Como el David de Miguel Ángel pero sin ese cuerpazo. Sin apenas pelo. Ojocuidao: no soy ningún genio, tampoco demasiado ingenio. 

Es solo que me pagan para ello. 

 

Hablo, pregunto y escribo.

Escribo, pienso y anoto.

Luego anoto, escribo ideas que no parecen nada, que no son nada. Y pico la piedra.

Pico.

Y pala.

Pico y pala.

Pala y pico.

Son sólo palabras que llevan de un sitio a otro. 

De una pantalla a ir a recoger a tus hijos al cole sin estar pensando en si mañana llamarán nuevos clientes.

Desde un cliente viendo un anuncio en el móvil hasta llamarte porque tienen claro que eres lo que necesitan.

Sólo palabras. 

Sí, adornadas con un diseño, una imagen o varias, lo que quieras. 

 

Pero palabras. Al azar no, en su sitio. Y si me apuras, también en el momento adecuado.

 

Has leído hasta aquí y seguro que no te interesaban las aventuras de emprendimiento de mi hija...

¿Sigues creyendo que tu cliente tampoco lee?

Todos podemos mejorar los resultados de nuestra web, cuestión de saber, querer, esforzarse…o pagar a alguien para que lo haga.

Sinceramente, sé hacer bastantes cosas para vender más online. Pero lo que más me gusta es la redacción persuasiva y la publicidad, en casi todas sus formas.

Si eso te puede ayudar, entonces lo mismo llegamos a un acuerdo y podrás conseguir:

Servicios para vender más con tu web

Para campañas publicitarias únicamente, tengo un servicio específico: el primer paso es una sesión de consultoría en vivo, si eso es lo que necesitas es aquí.

Pero si lo que quieres es redacción de landing pages, web, emails o directamente rehacer tu web, escríbeme en el formulario de aquí debajo.

A fuego: Leímos, leemos y leeremos.